sábado, 4 de abril de 2009

El Teatro de a Exposición y Casino


El teatro de la exposición fue uno de los edificios más caros de la Exposición Iberoamericana, costó 4,5 millones de pesetas, el triple que el Pabellón Argentino por poner un ejemplo. Diseñado en 1925 por el Vicente Traver, le imprimió el carácter barroco levantino típico de sus edificios. El edificio esta compuesto por un hall cerrado con una cúpula decorada con cerámica, que era el Casino de la Exposición y antesala del teatro. Un teatro de estilo italiano con 1025 localidades y dos alas laterales. El teatro diseñado según los cánones italianos del teatro lírico y con mayor espacio para los espectadores, lo convirtieron en uno de los teatros más modernos de España. La decoración del teatro fue llevada a cabo por Martínez del Cid y Zaragoza, el rojo dominaba la escena, pequeños detalles en dorado y marfil decoraban el techo y las barandas. Las puerta y muebles pintadas en verde. En los años ochenta el teatro se reformo, se incluyó una gran lámpara de araña procedente del Teatro Coliseo España.


El Teatro en 1929, vista de la fachada trasera y entrada lateral




Es curiosa la alineación del teatro con respecto a la avenida de Maria Luisa. El Edificio se encuentra en diagonal a la Avenida Maria Luisa, alineado con el monumento del Cid, esto hace al teatro entrar en dialogo con la avenida a través de la gran cristalera del teatro robando protagonismo a otros edificios como la Fabrica de Tabacos o el Pabellón de Portugal. La alineación de la planta que no del edificios se consigue a través de una gran terraza que formaba parte en su origen del Casino.


Vista Aérea

El Teatro y Casino visto desde la Avenida del Cid en 1929



El teatro se inauguró el 30 de marzo de 1929 con la comedia de Martínez Serra titulada "El Corazón Ciego". Durante la exposición estaba iluminado, como otros edificios de la exposición, el Liberal del Domingo 31 de marzo destacaba la luz de los potentes reflectores, además del bello aspecto del Hall encendido. El Teatro paso por horas bajas y penurias al igual que otros edificios de la Exposición como el Hotel Alfonso XIII, todo ello a pesar de que había sido pensado con carácter permanente. Hasta que en 1936 se recuperó como Teatro Municipal Lope de Vega, la reinauguración se celebró con bailes de orquesta en la terraza lateral del Casino. Poco duró el nuevo comedido, ya que con la guerra civil al igual que otros edificios como la Casa de Pilatos, donde se perdieron frescos flamencos por pintar las paredes de blanco, se convirtió en Hospital. Tras la guerra quedo en desuso, tras múltiples restauraciones parciales y usos varios como feria de muestras en el año 1985 se procedió a la restauración integral de cara a la exposición de 1992, en 1988 se finalizó la restauración. En la actualidad es necesaria una intervención sobre todo de la cúpula donde faltan azulejos y se filtra agua.


El interior en 1929 y tras la reforma de 1988




El Teatro Lope de Vega en la actualidad






Arquitecto

Vicente Traver

Año Finalización

1929

Año del Proyecto

1925

Estilo

Neobarroco

Construcción

Su estilo barroco levantino es diferente a todo lo realizado para la exposición iberoamericana. El edificio tiene una función triple, la de Casino, Teatro y exposición sobre Sevilla. Las dos funciones permanentes están claramente diferenciadas. El Hall y la terraza exterior dedicado al Casino mientras que el Teatro se sitúa tras este Hall. El edificio estuvo abandonado durante un largo tiempo, recuperándose en 1988 tras un proyecto dirigido por Pérez Escolano.

Dirección

Avenida María Luisa