miércoles, 2 de abril de 2008

El Pabellón de Argentina

Martín Noel, Arquitecto.

Hacia 1915, comienza a surgir en Argentina un discurso Neocolonial. A semejanza del regionalismo sevillano, los arquitectos neoconiales, son entendidos en modelos anteriores, surgiendo el arquitecto historiador. Entre estos, el arquitecto del Pabellón de Argentina, Martín Noel es uno de los más influyentes. En la revista Vida Grafica Española se nos habla de la relación entre el estilo sevillano y el barroco americano español, en la figura de Martín Noel y Aníbal González:

"Ha nacido un estilo sevillano. Los esfuerzos de Aníbal González, que empezaron hace diez años, dieron su resultado. El pasado se ha remozado al gusto del día y el Barroco Andaluz se ha fundido con lo mudéjar. Pero lo más extraordinario es que, a merced de un sincronismo que prueba que lo perenne del sentimiento hispánico en los americanos, al mismo tiempo, un gran arquitecto de ultramar, Martín Noel, trabaja en el mismo sentido que el español. Gracias a lo cual al lado de un nuevo estilo sevillano se ve un nuevo estilo barroco americano español, como lo atestigua el armonioso pabellón de Argentina. No todas las exposiciones universales pueden vanagloriarse de haber creado un estilo."

C
omo hemos dicho no solo se trata de un arquitecto, Noel, también fue un importante historiador de la arquitectura latinoamericana, lo que le valió por el ejemplo el "Premio de la Raza" otorgado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1922 por su libro "Contribución a la Historia de la arquitectura Hispanoamericana.

La corriente neocolonial dejo grandes edificios, hoy reconocidos ene l mundo entero como el Teatro Cervantes de Buenos Aires, inspirándose en la Universidad de Alcalá de Henares o el edificio de Banco de Boston en Buenos Aires, con cierto toque decó armonizado por una portada inspirada en el Hospital de Santa Cruz de Toledo. En Sevilla contamos con un importante edificio de esta corriente, en el que el arquitecto trabajo duramente durante años, el pabellón de Argentina. Con este pabellón se cierra un circulo de importantes edificios eclécticos de estilo neocolonial que guarda la ciudad, entre los que podemos mencionar, el pabellón de Perú, el pabellón de México, el pabellón de Cuba y el pabellón de Argentina que hoy nos toca.

Banco de Boston y Teatro Cervantes


Historia del Pabellón

En 1925, Marcelo de Alvear encarga la construcción del pabellón a Martín Noel. Noel adosó los volúmenes a lo largo de 100 metros de frente sobre el Paseo de las Delicias. Todo giraba entorno a un claustro, donde se vuelca la entrada principal y las salas de la planta primera y baja donde se exponía la temática sobre industria, agricultura, artes, literatura. A ambos lados dos volúmenes simétricos en su disposición en planta, pero con funciones y volumetrías diversas : un pabellón octogonal destinado a exposición y industrial y un pabellón cupulado donde había un teatro con capacidad para 400 personas. En este ultimo aclara Noel reproducía los corrales del Siglo de Oro Español.

Detalle Portada Lateral


El claustro para Noel, simboliza el nexo de unión con la historia iberoamericana. A pesar que no lo aplicaba en todas sus obras, el claustro representaba una herencia española. En 1926 Noel explicaba así el proyecto del pabellón:

"Este concepto, siguiendo la línea de mis realizaciones anteriores, que responden al estilo virreinal, en que lo americano se fusiona con el renacentismo español, es el que me guía. Dentro de mi tesis de las influencias del barroco andaluz en los estilos arquitectónicos del virreinatos, he tratado de acentuar este valor americanista, considerando en particular lo que nos toca más de cerca. Así , respondiendo al programa práctico he aprovechado para contraponer los temas más característicos de las formas originales de nuestra arquitectura: influencias salteñas, cordobesas y aún pampeanas. El pabellón se desarrolla en un cuerpo central que es el que llega hasta el mismo Guadalquivir y luego, a ambos lados, dos cuerpos de edificio; el uno que corresponde a industria, el otro destinado a un gran anfiteatro, donde se reunirán todas las manifestaciones del arte y de la riqueza argentina, inclusive una demostración clara de sus bellezas naturales, desde las tierras norteñas hasta las regiones del lejano sur. El cuerpo central, es en realidad una evocación de una gran casa solariega en cuyo centro se advierte el enorme parche historiado por toda la flora indígena y cuyo patio ostenta los arcos de cal, sobre los cuales las tallas estilizadas ponen su nota severa. El pabellón de la industria esta inspirado en la arquitectura cordobesa, coronando la rotonda, una cúpula, en el espíritu de las de Jesús María y Alta Gracia. Y el destinado al anfiteatro, remata con un piñón, cuyo arabesco corresponde a las líneas de nuestras construcciones de llanura"

El Pabellón y el Guadalquivir

Detalle Cupula


En cuanto a la volumetría del pabellón vemos como rompe los cánones de la simetría, levantándose, torres y cúpula, sin ninguna relación aparente. La libre expresión de volúmenes, según Noel, tiene relación con la arquitectura mudéjar, romántica y modelos americanos. Noel señala como importante la volumetría de la arquitectura pampeana, valorándolos por su sencillez y peculiaridad.

A lo largo del pabellón se reparten motivos ornamentales altoperuano del siglo XVII y XVIII. En la portada principal encontramos un Escudo Nacional, emblema de la Argentina ilustrada, civilizada y decimonónica. Alrededor del escudo observamos motivos decorativos derivados de la flora indígena.

Detalle de reja original

La superficie del Pabellón es de 4500 metros cuadrados. En su interior caber destacar ademas del claustro, la escalera bifurcada. Noel proyecto una torre de cinco plantas hacia el margen del Guadalquivir, la torre esta inspirada en la arquitectura de Arequipa, instalando en esta zona el grill-room donde se expendía carne argentina. Los vanos ovalados y el balcón barroco decoran la torre, que finaliza en una cúpula, hoy modificada, donde se combinan colores blancos con azules. Su precio fue de 1.500.000 pesetas y su construcción se llevo a cabo entre 1926 y 1928.

Detalle Torre Mirador

Vista frontal

El Pabellón desde los Jardines de las Delicias

El pabellón durante la Exposición Iberoamericana de 1929

Boceto de Martín Noel


Colaboración de Juan José Cabrero (jujoca(arroba) ono.com sobre el Pabellón de Argentina para el Blog. (pdf)

Necesitas Acrobar Reader para abrir el archivo puedes descargarlo AQUÍ


Te puede interesar:

Exposición Iberoamericana de 1929

9 comentarios:

eventoensevilla dijo...

Me encanta este edificio, me parece uno de los más armónicos y bien planteados de todos los q se construyeron para la Exposición Iberoamericana. Además, los arquitectos de aquella época sabían aunar estilos y corrientes completamente diversas en cuanto a zonas geográficas y épocas (lo mismo te ponen un motivo decorativo del XVI, q del XVII q del XVIII todos juntos) y logran una perfecta simbiosis. Hoy en día, dudo mucho q un arquitecto lograse semejante perfección ^^ Se nota q me apasiona la arquitectura ecléctica-regionalista, verdad? :)

Oye, te iba a mandar un mail comentándotelo, pero al final me dio apuro. El otro dia estuve viendo fotos de la reconstrucción de la ciudad de Dresde... q te parecería levantar de nuevo el Café París en La Campana? No sería mala idea, no? Un día de estos me pongo a recoger donativos, seguro q más de uno me apoyaba ^^ jeje.

Un saludo!

IJPX dijo...

Hombre que no te de apuro, si algo necesita esta ciudad es gente que se preocupe por el patrimonio. A mi me parece muy factible, no tienes que irte a Dresde, en Huelva estan recuperando el Hotel Paris, con un resultado asombroso, solo hace falta que pasen 20 años por el y seguro que se parecera al original más aún. En la ciudad hay reconstrucciones aunque yo no la tengo documentada (en imagenes) parece ser que el Hotel Cristina se tiro abajo en 1979 y se reconstruyó, ya digo para mi el Café Paris, es totalmente recuperable, solo se necesita a alguien que ponga el dinero, alguien bohemio y romantico eso si. Mira aqui tienes una foto del Hotel Paris haber que te parece: http://i7.photobucket.com/albums/y285/hugo_hlv/casabola.jpg

cansadousa dijo...

gracias por el pdf!! increíble la vista aérea de época

lo que también me ha encantado es la foto, de buena calidad, de la torre, en la que se puede observar la cerámica que revestía la cúpula que, como sabeis ya, hoy por hoy no existe, y nadie tiene intención de reponer

pensandolo mejor, por que no hacemos algo? a quien habria que comentarlo? a cultura? he leido en otro comentario tuyo que se pueden hacer preguntas por la web de diario de sevilla el dia 28 no? seria buen momento? yo es que en temas asi ando perdido

perdon por la parrafada

un saludo!

IJPX dijo...

Ok voy a trasladarle la pregunta. No sólo esa sino si piensan pintar el Pabellón pq hay lugares donde tiene unos churretones que son para verlos. Juan José, el mismo autor del PDF me ha pasado unas imagenes del interior de la capilla con unos frescos decó de Gustavo Bacarisas que son geniales. Creo que esta preparando un nuevo articulo o actualizandolo con imagenes nuevas, incluyendo el interior del pabellón. Ojalá se anime a publicarlo. Saludos!!

IJPX dijo...

Bueno pues ya respondio a la pregunta del Pabellón de Argentina, parece que no compete a Cultura sino que a edificios municipales, auqnue ha mostrado predisposición a trasladarselo a quien competa. "Mi pregunta va referida al Pabellón de Argentina. Próximamente se transferirá al Ayuntamiento que ya ha manifestado su intención de hacer un centro para visitantes. Mi pregunta es ¿Se limpiara la fachada del pabellón? y ¿se recuperará la cupula original de la torre?

No tengo información concreta de la pregunta que usted hace puesto que es competencia de la delegación de Edificios Municipales. Me interesaré por el tema."

Podeis leerla en:

http://www.diariodesevilla.es/

cansadousa dijo...

muchisimas gracias por trasladar mi pregunta. espero que ese interes llegue a buen fruto pronto

un saludo!

Qalamana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Qalamana dijo...

Muy interesante tu entrada!!
por cierto, ¿sabes si es verdad eso que dicen que los terrenos donde se ubica este antiguo pabellón de Argentina pertenecieron a una tal familia Tenorio, que construyó precisamente en este lugar su cementerio privado? He leido que al hacer las obras para este pabellón de la exposición de 1929 se encontraron los restos de las antiguas tumbas...

maria dijo...

el pabellon de argentina es el conservatorio de danza de sevilla, y no se si pertenecera a educacion. de vez en cuando, cuando da ayudas la conserjeria, se pinta y arregla los desperfectos mas inmediatos (las tejas que se cayeron, cerrar los pasillos para q no entre agua, las palomas, las grietas...).
yo estudie alli 10 años y la verdad, es una pasada