viernes, 5 de octubre de 2007

Glorietas del Parque Marialuisa (IV):

Hoy nos ocuparemos de dos de las glorietas más desconocidas de nuestro parque: La Glorieta de los Hermanos Machado y la Glorieta de los Toreros. Ambas estan situadas en el sur-este del parque a medio camino del Pabellón Domecq y la Plaza de América, siendo uno de los puntos más tranquilos del parque.

Hermanos Machado: La glorieta de los Hermanos Machado, es una especie de Islote donde resguardarse en medio de un vasto territorio cubierto de césped. Arquitectónicamente la glorieta es muy simple, esta formada por tres bancos formando un circulo, donde encontramos mármol rosa combinado con un enrejado de estilo florista que sirve como respaldar. En el centro se encuentra una fuente de mármol rosa sobre un mosaico con diferentes motivos geométricos. Como curiosidad en esta glorieta se puede apreciar la única Araucania Australiana (Araucaria bidwillii) que se encuentra en Sevilla, además esta el paisajismo esta muy logrado gracias a unas pergolas y una serie de elementos como columnas clásicas que aumentan esa sensación de recogimiento que transmite la glorieta.




Detalle de los bancos.



De los Toreros: Inmediatamente detrás de la glorieta de los Quintero, en un nivel más bajo, entre naranjos, setos de pitosporos y boj y unos altos eucaliptos Sevilla tuvo un delicado recuerdo al construir la Fuente de los Toreros.

En la época romántica del siglo XIX, a los monumentos religiosos, regios y militares les suceden, con una gran similitud en la mayoría de parques y jardines públicos, otros recuerdos ofrecidos a artistas de todas clases. Entre esos artistas, el actor es entonces apreciado, y como no podría haber sido en otro lugar, en nuestro país el torero se convierte asimismo en personaje importante.

El espacio que ocupa la Fuente de los Toreros es más bien reducido. Su forma es circular. En el centro, del nivel del suelo y hasta la fuente descienden cuatro gradas revestidas de azulejos policromados. Y entre ese círculo central y el resto de su forma, un paseo interior y cuatro bancos con respaldo terminados por pilastras, abiertos por otros tantos pasos.

Todo de obra y asimismo alicatado con pequeñas baldosas, cuya decoración consiste en una variedad de asuntos seriados que representan retratos de toreros, personajes del siglo XVIII y tipos populares del XIX y del XX, como una mujer con toca blanca, un hombre con sombrero calañés, cantaores, guitarristas, gitanos, armados y seises, toreros, picadores, nazarenos... Toda una Andalucía castiza. A pesar de haber sido restaurada en 2002 su fuente suele estar apagada, quitandole encanto al lugar y al gran mosaico que forman




Los toreros y azulejos cuadrados de distintos colores al más puro estilo árabe forman un bonito y colorido mosaico.




Tambien hay sitio para los triunfadores en la Glorieta.