jueves, 29 de noviembre de 2007

Villa Moya


Esta genial casa situada en la Calle San Salvador en el porvenir fue construida en 1933 por Granados de la Vega para Fausto A. Moya. Una casa con fuerte inspiración de la arquitectura Austriaca y Alemana. Líneas curvas y ventanas, poco adornada. Pero donde realmente se nota la influencia de los Bauhaus, es en su interior. Sino observen el gran parecido entre la Villa Moya (1933) y la Casa Gustav Scheu (1912) de Viena, todas las estancias giran en torno a un hall hasta donde se puede llegar a un pasillo en donde se distribuyen las distintas estancias, en este caso la escalera se separa del hall, en el proyecto (Villa Donostia, casa adosada) de 1932, sin embargo la escalera se incluya dentro del hall. La verdad que esta casa es un gran ejemplo de las "nuevas necesidades" que surgían en las familias sevillanas, y que ya habían sido generalizadas en el norte de Europa, baño, y tres amplios dormitorios, comedor, estudio o solarium (Villa Donostia), suponen una especialización de las estancias, que hasta entonces no estaba tan definidas en los edificios de viviendas construidos por el historicismo puro. Además se le da importancia igualmente a la amplitud y luminosidad, todas y cada una de las estancias poseen ventana (incluida el cuarto de baño, nótese que la muchos de pisos de los años 80s-90s aun no poseían ventanas en su cuarto de baño), es más si observan la curva del comedor verán cuatro ventanas. La curiosa estatua de venus, fue incluida en el proyecto, lo que el valió el apodo de la Casa de Venus. Hoy en día aunque se haya un tanto modificada, ambas, Villa Donostia y Villa Moya, mantienen inalterables su esencia de modernidad, constituyendo junto a la casa Dúclos los mejores ejemplo de casa unifamiliar racionalista que se pueden encontrar en Sevilla.

Casa Gustav Scheu (1912)


Interiores de la Casa Gustav Scheu, Villa Donostia y Villa Moya respectivamente






Detalle vista lateral de la Villa Moya

Imagen de 1935