viernes, 16 de noviembre de 2007

Hotel America Palace (1929)


El Hotel América Palace, fue proyectado para la exposición iberoamericana como un hotel con todo tipo de lujos y confort pero por debajo del Alfonso XIII y el Majestic, Fue uno de los hoteles de la exposición con más éxito dada su cercanía a la entrada. En ocasiones, como en Semana Santa de 1930, las 700 habitaciones del hotel fueron insuficientes y muchos visitantes tuvieron que optar por alojarse en Jerez o Córdoba en hoteles de similares características. Algunos hoteles desde un principio se consideraron efímeros, entre ellos el de Eritaña o el América Palace, mientras que el Alfonso XIII quedo abandonado y otros como el Majestic (Hotel Colon) o el Garaje Hotel vieron reducidas sus plazas hoteleras considerablemente. Hubo otros como el majestuoso Hotel Savoy de catorce plantas que no llegaron a construirse.

Pero pasemos a analizar el América Palace y su formación. El Ayuntamiento era consciente del Gasto que se había hecho en el Alfonso XIII, un gasto por otro lado necesario si se quería atraer al publico de alto poder adquisitivo, no solo estos gasto a ello hay que sumar los campos de deportes, el puente de hierro para acceder a ellos, el Stadium, campo de polo y un sin fin de gastos que realmente no fueron amortizados. Pero también era consciente de que era necesario ofertar otro tipo de alojamiento: del alojamiento de "segunda" se encargaron principalmente el Eritaña con 270 habitaciones y el América Palace con 670 habitaciones (hubo otros como el Savoy con 18 habitaciones, el Nuevo Suizo con 23 habitaciones o el Bristol con 43 habitaciones). Decimos que siendo el ayuntamiento consciente de esta necesidad se ofrecieron subvenciones a los empresarios que promoviesen la construcción de hoteles de segunda. La subvención llegaba vía precio del solar, así el solar de 2475 metros cuadrado se vendió al empresario Modesto Escobar Acosta, conde se San Isidro y dueño de otros hoteles como el Hotel Cataluña en Málaga. El precio del sola fue de 125 pesetas el metro cuando el ayuntamiento lo taso en 250 pesetas. Además se le concedió una subvención por valor de 355.400 pesetas. Sin embargo como hemos dicho fue uno de los hoteles que gozaron de mejor ocupación durante el certamen. El América Palace se concibió para que una vez pasada la exposición se pudiera reconvertir en edificio de viviendas, concretamente estaba pensado para ochenta viviendas.

De su arquitecto, Fernando Guerrero Strachan, podemos decir que vino de la mano del empresario, ya que era también Malagueño. Guerrero Strachan era considerado como el mejor arquitecto regionalista de Málaga así lo demostró en múltiples edificios como las casa de Félix Sáenz de una arquitectura muy similar a la del Hotel con miradores y ventanas acabadas en arco, algo no muy típico en el regionalismo sevillano y que recuerda al modernismo. También son muy típicas en su arquitectura las balconeras que sobresalen del edificio, tomadas directamente de las casas para Féliz Sáenz.

El Hotel en los Años 50

El Hotel en la Actualidad
Detalle de ls Puerta de Entrada


1 comentario:

Jesús Luengo Mena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.