viernes, 12 de septiembre de 2008

Azafrán, 34



Este edificio de la calle Azafrán que ha sido recientemente remodelado fue diseñado por Gabriel Lupiáñez Gely, en la segunda mitad de la década de los años treinta. Un edificio desconocido pero con elementos interesantes. Su arquitectura se encuadra dentro de la arquitectura "Salmón" española, donde destaca la austeridad y el uso de diversos materiales como el ladrillo para la fachada, eso sí, Lupiáñez no renuncia a su toque expresionista particular como podemos observar en sus esquinas redondeadas, donde inserta dos vanos. Al mismo recurso recurre para la transición entre la fachada de la calle Azafrán y la fachada a la bocacalle donde se encuentra la entrada al inmueble.

Es inevitable establecer comparación entre este edificio y el Cabo Persianas, tienen muchas en común, esquinas redondeadas o el voladizo de las plantas superiores, retranqueado la planta baja. el edificio a pesar de su escaso tamaño es un ejemplo realmente interesante dentro del racionalismo sevillano, y que afortunadamente ha llegado nuestros días, desgraciadamente otro edificio tan novedoso como este, situado en la plaza de Europa, obra de José Galnares fue derribado.

Detalles de la fachada






La desaparecida casa de Galnares Sagastizábal en la Plaza de Europa, construida en 1934.

Arquitecto

Gabriel Lupiáñez Gely

Año de Finalización

Segunda Mitad de los años 30

Año del Proyecto

Segunda Mitad de los años 30

Estilo

Movimiento Moderno

Tipo

Edificio de Viviendas

Construcción

Buena muestra de arquitectura racionalista, donde Lupiáñez nos entrega otra buena muestra de su arquitectura, siguiendo los cánones de la arquitectura racionalista nacional aún que con cierto toque personal de su expresionismo. En ella observamos elementos comunes al Cabo Persianas. Recientemente renovado manteniéndose la estructura original de la fachada.

Dirección

Azafrán

1 comentario:

mikgel dijo...

Curioso edificio. No lo conocía y he pasado muchas veces por la calle Azafrán, pero no me había fijado en él.

Y en cuanto a Galnares, sorprendente la arquitectura que hizo en la dácada de los 30. No conocía tampoco este edificio desaparecido, pero le pasa como al Ybarra, siguie siendo contemporáneo, si te dicen que se proyectó hace poco resultaría creíble.

Gracias por ilustrarnos. Un saludo.