domingo, 24 de agosto de 2008

Los Modelos Renacentistas de Aníbal González

Aníbal González destaca además de por su genio personal, por mostrar un gran conocimiento de la historia de la arquitectura mundial. Especialmente muestra especial predilección por edificios del Renacimiento, sin olvidar que sobre todo en sus primeras etapas hace uso en menor medida de otros estilos como el Gótico o el Mudéjar. En esta entrada analizaremos y contrapondremos dos grande obras de Aníbal González: El Pabellón de Bellas Artes para la Exposición de 1929 y la Plaza de España, a otras obras del Renacimiento.


Reconstrucción del Templo de Jerusalén de Juan Bautista Villalpando y el Pabellón de Bellas Artes para la Exposición de 1929.

Dibujado en 1604 por Juan Bautista Villalpando, se trata de una ilustración para el segundo volumen de Postrema Ezechielis, representa el Templo de Jerusalén según Ezequiel. El parecido con el Pabellón de Bellas Artes del 29 es asombroso. Una gran portada central que monumentaliza el conjunto, esta portada dobla la altura del edificio principal. Los soportales de la planta baja son sustituidos en la obra de Aníbal González por largos balcones, hay que tener en cuenta el Museo de Bellas Artes tiene sótano, de ahí la necesidad de elevarlo y por tanto seria difícil añadirle soportales. La fachada del proyecto de Villalpando muestra una fachada más cercana al renacimiento puro siguiendo los cánones Herrerianos, por otra parte Aníbal aplica un estilo más propio y cercano al plateresco. Un esquema, de portada central monumental y fuerte simetría proporcionada por dos torres adosadas a la fachada a ambos lados, que sería muy utilizado en el renacimiento Español. El Pabellón de Bellas Artes se ha relacionado siempre con la Universidad de Alcalá de Henares, es cierto que su estilo se relaciona con la Universidad, sin embargo la Universidad no sigue el esquema compositivo que si podemos ver en el dibujo del Templo de Jerusalén. Las torres adosadas sin embargo se inspiran en el mirador del Palacio de Monterrey de Salamanca.

Reconstrucción del Palacio de Jerusalén y Pabellón de Bellas Artes para la Exposicion Iberoamericana




Vista del Pabellón de Bellas Artes



Palacio de Monterrey de Rodrigo Gil de Hontañon. 1539.



La Arquitectura de Palladio y del Renacimiento Italiano en la Plaza de España.

Palladio esta considerado como el arquitecto más perfecto de la historia. Su arquitectura es una de las más admiradas. El esquema de la Plaza posee influencia de las villas de Palladio, con una portada principal una serie de soportales que desemboca en un cuerpo lateral, que en nuestro caso serian las torres.

Villa Barbaro di Maser de Palladio


Vista General de la Plaza de España



Las torres también se asocian a un estilo italiano, con una gran influencia de lo clásico y que en cierto modo también al igual que Palladio, busca mostrar la perfección de la arquitectura. Sin embargo Aníbal González no pudo tomar a Palladio como modelo ya que no fue un gran constructor de torres, tan solo San Giorgio Maggiore de Venecia, se puede considerar como una obra importante en la que incluye una torre, en este caso las torre sí sería reproducida en la Exposición de Barcelona de 1929. Podemos concluir por tanto que si bien las torre pueden corresponder a una interpretación propia del Renacimiento, existen algunos modelos que ya en el renacimiento se aproximan a la torres de la Plaza de España como es el caso del Proyecto que realizara Antonio de Sangallo el Joven para San Pedro de Roma o la torre trasera de la Catedral de Santiago de Compostela. Esta claro que detrás de lo "folclórica" que pueda parecer la plaza de España, y de su asociación al regionalismo sevillano, se encuentra todo un trabajo compositivo que solo un genio como Aníbal González podría realizar con tal perfección.


Proyecto de Antonio de Sangallo el Joven para la Basilica de San Pedro en Roma. 1548.


Torre de Berenguela de la Catedral de Santiago de Compostela



Torre Norte de la Plaza de España



2 comentarios:

eventoensevilla dijo...

Israel, de nuevo vuelves a superarte y nos traes un reportaje magnífico. Me ha encantado la comparación de ambos edificios con los modelos renacentistas. He podido conocer un poquito más de la fascinante personalidad de Aníbal González ^^

Quería aportarte un dato, en la carrera, un profesor nos dijo q Aníbal se había inspirado para sus torres de la plaza de España en la torre trasera de la catedral de Santiago de Compostela. Realmente, si observas ambas torres se ve cierta similitud en las pequeñas linternas cupuladas y también en el remate de las torres, por no hablar del escalonamiento de los diferentes cuerpos.

Felicitarte de nuevo por esta actualización, de verdad q te admiro por la pasión q le pones a este blog y por lo mucho q te lo curras :)

Un abrazo!

IJPX dijo...

Pues la verdad es que si es que he estado buscando el origen de las torres y lo más parecido que he encontrado ha sido el dibujo de San Pedro, y ahora que dices lo de la torre de la catedral de Santiago es cierto, vamos más que parecerse es que son iguales jajaja. Gracias por la aportación, lo voy a añadir. Un Abrazo!