martes, 5 de agosto de 2008

La Casa Longoria

La vulgarización a la que ha sido sometida un espacio como la Plaza Nueva a lo largo de las ultimas décadas del siglo pasado ha respetado afortunadamente a la que es probablemente la obra de mayor calidad que hiciera el arquitecto Vicente Traver en nuestra ciudad para un promotor particular. La casa Longoria, llamada así por su promotor Miguel García de Longoria fue proyectada en 1917 y finalizada en 1920, es por tanto una de las primeras obras del arquitecto (la primera data de 1915, un conjunto de casas para el Real Patronato de Casas Baratas en el Porvenir, ya hoy desaparecida). De su fachada destaca su gran mirador, de estilo neobarroco, abierto, con ciertas similitudes al del Palacio de Altamira, sobre todo por su grandeza y cierta desproporción con el cuerpo principal del edificio. El mirador esta en sintonía con la obra repitiendo la combinación de paramentos claros con decoraciones en azulejo azul La fachada realizada en ladrillo de fabrica de color claro contrasta con algunos detalles en azulejo azul. La fachada a Plaza Nueva se compone de un cuerpo central, sencillo, donde destaca una gran balconera de forja, los cuerpos laterales por contra si aparecen más ornamentados con festones, decoración en los frontones de las ventanas e incluso observamos espirales en los balcones al fin de monumentalizar la obra.

Fachada

Mirador de la Casa Longoria y Mirador del Palacio de Altamira recientemente reconstruido



Cuerpo del Mirador

Detalle

Vista de la Plaza Nueva hacia 1925 y detalle de la Casa Longoria


Arquitecto

Vicente Traver

Año de Finalización

1920

Año del Proyecto

1917

Estilo

Neobarroco

Tipo

Edificio de Viviendas

Construcción

Su bello mirador se ha convertido en un símbolo de la Plaza Nueva. Un mirador que sigue canones Neobarrocos. Tambien debemos destacar la bonita combinación de ladrillo de tonos claros con azulejo azul liso. Como en la mayor parte de sus edificios, ordena la fachada de manera simétrica, con un cuerpo central y dos laterales, podemos ver ejemplos en la Casa de la Calle Orfila, hoy ocupada por el Ateneo, en el Banco Central de la Avenida de la Constitución o en el Pabellón de la Marina de Guerra donde igual que en este edifico uno de los cuerpos laterales acaba en mirador.

Dirección

Plaza Nueva

2 comentarios:

eventoensevilla dijo...

O no actualizas o a pares :P jejeje. De esta casa se podría decir q es como una joya guardada en una caja de cartón medio rota. La casa en sí (o al menos su exterior, porque lo mismo del interior nada se conserva) es preciosa, pero a su lado tiene la Consejería de no sé qué, q es horrorosa, y al otro lado el Hotel Inglaterra q es otro horror. En fin, al menos le da categoría a esta zona de la plaza :)

Un abrazo!

IJPX dijo...

Jajaja me he cambiado de compañía de Teléfono y he tenido problemas desde el Miércoles, por eso actualizo a pares, tenía ganas de escribir. La verdad es que es penoso como se ha ido degradando la plaza, de una bonita imagen con edificios romanticos como en 1925, todo unificado, apenas queda nada. Un abrazo y genial lo del caracol!! jajaj me he emocionado un poco al verlo pq es que no daba con su origen y me llamo mucho la atención.