domingo, 4 de enero de 2009

El Banco de España

La demolición de los edificios con soportales que ocupaban la Plaza de San Francisco, dejó paso a un edificio que representara un nuevo poder: el económico. La Plaza de San Francisco ha sido desde el renacimiento centro del poder civil de la ciudad con el Ayuntamiento de origen renacentista y la Antigua Audiencia medieval. El edificio del banco de España comienza a fraguarse en 1917, por un recién titulado Illanes del Río, formado en Madrid y con la colaboración de José Moreno Felipe. El edificio se diseña con un predominante clasicismo decimonónico, el clasicismo ha sido a lo largo de la historia de la arquitectura símbolo de poder y estabilidad, y qué mejor estilo para un Banco Central. El edificio tiene un aspecto macizo, alargado, esto posibilita un interior diáfano, con un gran hall central a partir del cual se distribuyen las distintas ventanillas. Una gran vidriera decora el techo. El edificio también presenta una cuidada decoración exterior con múltiples escudos y festones, así como una cuidada forja, de la que destacamos su puerta, que se conserva original, realizada con cierto toque decó con adornos geométricos en dorado y relieves, muy al gusto americano.


Detalle de la puerta principal

Detalle de los capiteles



Illanes crea un edificio cosmopolita, alejado de los estereotipos regionalistas, una decisión muy acertada para su entorno. Inicialmente el proyecto tenía un pórtico de orden jónico que finalmente se elimino. Su interior es uno de los más impresionantes de la arquitectura sevillana de la primera mitad del siglo XX, y bien vale cualquier excusa, aunque sea cambiar unas pesetillas, para visitarlo.


Fachada desde la Plaza de San Francisco



Detalle de ventana



Detalle de los escudos



Arquitecto

Illanes del Río

Año de Finalización

1928

Año del Proyecto

1918

Estilo

Eclecticismo

Tipo

Banco

Construcción

Illanes del Río, seguidor de Antonio Palacios, diseña un edificio de corte Clásico, eso sí venido a menos por la imposición deL Banco de España de eliminar un gran pórtico jónico. El edificio se proyecto con desnivel para alberga un sótano, iluminado y ventilado por pequeños vanos situados en los laterales. Su interior está ricamente decorado, en el destaca una inmensa vidriera en el techo.

Dirección

Plaza de San Francisco

2 comentarios:

Edward dijo...

Llevas razón, en casi todos los edificios públicos con necesidad de expresar poder (Judiciales, Bancos...), se realiza una interpretación del clasicismo.

No recuerdo bien el interior, pero desde luego la arquitectura de esta época tenía unas dimensiones y espacios que hoy lamentablemente se han perdido. Intentaré una visita

Un saludo en mi primera visita a tu rincón.

IJPX dijo...

Hola! Gracias por participar. He estado buscando alguna foto del interior pero como es lógico tienen bien guardado el edificio, del interior destaca sobre todo la vidriera. Un Saludo!