viernes, 30 de enero de 2009

Edificio Pedro Roldán


Diseñado en 1925 por José Espiau Muñoz, fue construida para la casa de tejidos Pedro Roldán. Una vez más Espiau muestra su faceta de arquitectura espectaculo, que quizás haga de él uno de edificios regionalistas más fotografiados por los turistas que nos visitan. Al igual que en la Adriática recurre a un mirador para hacer destacar el edificio, en este caso un mirador octogonal de inspiración gótica. Según Alberto Villar Movellán el edificio posee una clara inspiración italiana. La cúpula del mirador recuerda a la que realizara para el Duomo florentino Bruneleschi, mientras los grandes ventanales siguen el modelo de loggia veneciano. Era necesario ofrecer una iluminación optima al visitante de los almacenes Pedro Roldán por ello Espiau elige esta configuración con grandes ventanas, sin renunciar a la estética que ofrecen los arcos conopiales.


Detalle de la cerámica




Grandes ventanales a modo de loggia. El interior esta reforzado con vigas de hierro que permitian al edificio tener plantas totalmente diáfanas, estos ventanales igualmente respondian a un criterio funcional, ya que proyectaban suficiente luz al interior como para que fueran iluminadas sin necesidad de luz artificial.



Existe un claro esquema cromático en la composición. Esta mezcla cromática responde a criterios puramente comerciales, tan sólo hay que comparar este edificio con su edificio anexo de estilo romántico. La contraposición de colores calidos como el rojizo del ladrillo y la decoración cerámica azul es uno de los secretos que hacen que este edificio llame poderosamente la atención. Por último Espiau incluye unos pináculos rematando los pilares principales del edificio, idénticamente haría en 1928 con el edificio de la Avenida de la Constitución para Antonio González, donde estos pináculos de tradición herreriana se han perdido. En definitiva una mezcla de estilos, que dan como resultado un edificio de difícil armonía.


Pináculo



Cuerpo del mirador


Arquitecto

José Espiau Muñoz

Año de Finalización

1926

Año del Proyecto

1926

Estilo

Regionalismo

Tipo

Edificio Comercial

Construcción

Este edificio es posiblemente uno de los más pintorescos del estilo regionalista que podemos encontrar en nuestra ciudad. La fusión del gótico italiano con los aires regionalistas sevillanos de ladrillo y cerámica dan como resultado un edificio sin parangón.

El destino del edificio, una tienda de tejidos de Pedro Roldán, hizo que se construyera con ciertos criterios funcionales hasta la fecha poco implantados en la ciudad. El uso de una estructura de hierro o los grandes ventanales son algunos de los aspectos funcionales relevantes de este edificio.

Dirección

Plaza Jesús de la Pasión

Más Información

Arquitecto Espiau. Alberto Villar Movellán. Diputación Provincial de Sevilla 1985.

7 comentarios:

Edward dijo...

Muy interesante como siempre la entrada. La verdad que es uno de los edificios que mas llama la atención. Tengo curiosidad por ver su interior. Por ver si sique el mismo estillo...o se limita a la fachada. ¿sabes si hay forma de conocerlo?

Un saludo

eventoensevilla dijo...

El edificio es magnífico. Lo único que no me gustan son los añadidos posteriores, los rótulos comerciales y persianas de diferentes colores le hacen un flaco favor al edificio.

El interior me imagino que tal y como dice Israel, al ser diáfano no tendría nada espectacular, no? Seguramente todo lo decorativo se quedó en la fachada ^^

Saludos!!

Zinquirilla dijo...

El edificio es el que hace esquina con Puente y Pellón, nop?

Aunque ver el rótulo de Pedro Roldán en el edificio amarillo anexo me lía, todo es el mismo conjunto?

IJPX dijo...

Hola!!! Lo más probable es que el interior esté libre de ornamento, parece ser que la planta baja y la entreplanta siguen siendo comercio mientras que las superiores son oficinas, seguramente este departamentado todo.

Sí Zinquirilla es mismo es, sobre el cártel del edificio colindante hay varias opciones, primero que este fuera una ampliación o un nuevo edificio que sustituyera a este, o que simplemente el edificio se utilizara para colocar la cartela, para no desvirtuar el que realizará Espiau. Realmente es difícil de saber al no ser que encuentre una foto antigua, de todos modos el local de novias coje los dos edificios y las plantas entre el de Espiau y el edificio romántico están alineadas si te fijas, así que es probable que se tratase de una ampliación. Ambos si te fijas son edificios comerciales.

Saludos!!

desde hispalis al mundo dijo...

Estimado amigo, el edificio representa uno de los ejemplos preclaros del movimiento regionalista. ¿No te parece que tiene connotaciones con el de la Avda. de la Constitución frente a la Puerta de San Miguel, también de Espiau?, aunque tendría que comprobar ambas fechas de realización. Recibe un cordial saludo
P.D. Por si es de tu interés, he abierto un nuevo blog www.delviejonervion.blogspot.com. Soy quien te advirtió lo de Villa Abril en el barrio.

desde hispalis al mundo dijo...

Correcto, lo aclaras en el último párrafo. En el edificio de Pedro Roldán ensaya aspectos que luego proyectaría en el de la Avenida. Saludos

Anónimo dijo...

Se trata todo del mismo edificio.Tengo entendido que la esquina de Siete Revueltas fue el origen del conjunto, accediendo a Lineros por detrás, la tambien casa regionalista de ladrillo visto con un gran cierro; luego se hizo la esquina, que pretendía ser el inicio de una remodelación total de las demás frachadas, pero la llegada de la II República y la Guerra Civil española dejó pendiente aquel proyecto que no llegó a realizarse. Por eso muestra dos fachadas diferentes. Hoy en día las leyes de urbanismos no permitirían cambiar la casa amarilla del rótulo, ni haber construido la del torreón. Por dentro son interesante los pavimentos de las plantas superiores, realizados a modo de mosaicos con dibujos geométricos en blanco y azul. He leído que ha sido él único edificio privado que ha inspirado una portada de feria, la del año 1991, que resultó muy conseguida y airosa. Saludos, Raul Martín