domingo, 25 de enero de 2009

Desaparecida: Chalet en el Barrio de Nervión (Villa Abril)

Si bien Sevilla a diferencia de otras ciudades españolas no tiene grandes edificios del movimiento moderno, en la ciudad si se cultivó con gran acierto la arquitectura moderna aplicada a la vivienda unifamiliar. Los nuevos barrios como Nervión o El Porvenir hizo que se construyeran múltiples villas expresionistas tales como el Mechero de la Calle México (hoy Calle Juan Pablos de Delgado Roig, las Villas Donostia y Moya de Granados de la Vega, la opera prima de Luis Sert con su Casa Duclós y por supuesto las villas de Lupiáñez Gely más cercanas al cubismo, como la que encontramos en la Alameda de Hércules o esta que hoy tratamos del barrio del Nervión.


Algunas villas racionalistas de nuestra ciudad, Villa Moya de Granados de la Vega, y la Casa Blanca de la Palmera de Magdalena Galifa.






Era la época de las villas de la nueva generación de arquitectos europeos, la Casa La Roche-Jeanneret o Villa Saboya de Le Corbusier o la Casa Tugendhat de Mies Van der Rohe y Sevilla no estuvo al margen de esta moda.

Se trata de dos viviendas adosadas, una tipología poco común en nuestra ciudad a pesar de que durante los años treinta encontramos varios intentos como el que realiza Aurelio Gómez Millán en 1936 en la calle Gravina. Ambas viviendas se organizaban en un cuadrado de 8 x 8 metros, Lupiáñez dividió a su vez este espacio en cuatro cuadrados, organizando la distribución interior de la vivienda sin apenas pasillos. De su interior destaca la escalera, elaborada en clave moderna muy similar a la del Instituto Anatómico. Lupiáñez también define el uso de la parcela, diseñando un jardín ortogonal e incluyendo incluso una pista de tenis.

Distribución del terrero



Alzado de las villas



Su exterior destaca por su simpleza, su paramento blanco, paredes lisas a excepción de dos magníficos balcones expresionistas, con barandillas tubulares. Lupiáñez combina ventanas horizontales con verticales, todas adornadas en su dintel con dos aristas curvadas. Estos dos pequeños detalles son los únicos que proporcionan algo de brío a la fachada, mostrándose por tanto una fachada seria y sumamente estática. La simetría se rompe con un cuerpo adosado en el bajo. En la memoria del proyecto Lupiáñez describe el proyecto:

«Se proyecta de muros de fábrica de ladrillos sobre cimentación de hormigón armado. Entramado de viguetas de hierro forjados con bloques huecos de hormigón. Tabiques de fábrica de ladrillo enlucidos con yeso. Paramentos exteriores enfoscados de cemento y revoco a la tirolesa. Solería de azotea de ladrillo de mesa raspado. Pavimentos de losetas de cemento. Escalera sobre bóveda tabicada y escalones con huella de piedra artificial y tabica de azulejos. Plintos de azulejos en todas las habitaciones. Alicatados hasta 1 '5 m. en cocina, W C. y baños. Carpintería exterior de hierro en perfiles especiales, carpintería interior de madera con forro de okume. Instalación de agua fría y caliente con tubería de hierro galvanizado. Alcantarillado con tubería de semigrés. Instalación eléctrica empotrada con tubo Pesehel.»

Exterior



Exterior y Pasillo de Entrada


Derribada en 2008, gracias a J.M. Jiménez Ramón quien realiza un exhaustivo estudio en su libro "Cuatro ensayos en torno a la arquitectura racionalista en Sevilla.", el cual recomendamos para saber más sobre esta singular villa, podemos disfrutar de imágenes de su interior. El expediente aparece firmado también por Arévalo Carrasco.

Escalera




Detalle de las ventanas y la puerta de acceso










Créditos de las Imagenes:

  • Instituto Andaluz de Patrimonio Historico
  • "Cuatro Ensayos entorno a la arquitectura racionalista en Sevilla" J.M. Jiménez Ramón. 2006. Servicio de Publicaciones de la US.

Arquitecto

Gabriel Lupiáñez Gely y Arévalo Carrasco

Año de Finalización

1940

Año del Proyecto

1939?

Estilo

Movimiento Moderno

Tipo

Villa

Construcción

Lupiáñez en esta villa desecha todo tipo de esteriotipo racionalista. Huye de los típicos modelos centroeuropeos que habían utilizado sus colegas en otras villas de la ciudad, para realizar una interpretación propia de la villa moderna. Líneas rectas, simetría por una de sus fachadas, ruptura de la misma por la posterior, orientación estratégica de las habitaciones en función de las condiciones climáticas sevillanas o la curiosa distribución en cuatro cuadrados de su plantan son algunas de las características de esta villa poco conocida pero que se encuentra gracias a la labor de conservación de sus propietarios totalmente original. Desde su suelo hasta su W.C., pasando por su original escalera se conservan aún.

Villa Abril, supone el eslabón entre los arquitectos de formación regionalista con indagaciones en el racionalismo y la generación de mediados de los años treinta que asume totalmente el racionalismo y que lo desarrollará a partir de los años cuarenta con edificios como la Estación de Autobuses del Prado, o la Universidad laboral.

Dirección

C/José Luís de Caso

Más Información

"Cuatro Ensayos entorno a la arquitectura racionalista en Sevilla" J.M. Jiménez Ramón. 2006. Servicio de Publicaciones de la US.


Nota Posterior:
Haciendo gala de la genial gestión patrimonial en nuestra ciudad, en 2008 fue derribada para promover un edificio de viviendas de lujo. La villa se encontraba incluida en el Catalogo del Movimiento Moderno del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, desde el Blog pensamos que los esfuerzos de este tipo de entidades deben ir más allá de catalogar y fotografiar bienes y en colaboración con las autoridades locales velar por la protección y mantenimiento de los bienes emblemáticos. Este mal afecta desde los años setenta a los barrios de expansión surgidos al calor de la Expo del 29 como el Porvenir o Nervión. Es necesario un plan de protección para el barrio de Nervión tras la desaparición de la emblemática Villa María Gloria construida en 1930 por Juan José López Sáez en la Calle Marqués de Nervión en el año 2005, vemos como el proceso de destrucción continúa.

7 comentarios:

eventoensevilla dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, de nada sirve hacer catálogos de edificios u otro tipo de bienes, si luego se permite que se derriben. Si están en un catálogo es por su importancia, por lo que no se entiende que se puedan derribar sin más. Esta ciudad va de mal en peor en materia cultural y patrimonial, por mucho que se peatonalziara la Avenida, gran acción de salvaguarda de la Catedral, sin duda, pero el Patrimonio no es sólo Catedral, es mucho más y ese "más" es lo que aquí se olvida, se mutila, se modifica al antojo de quién sea y peor aún, se derriba sin miramientos.

Lo siento, pero hoy estoy sensible con el tema ^^ Por cierto, últimamente estás más perdido que el barco del arroz, jeje, te recuerdo que tenemos una quedada pendiente, aunque imagino que ya estarás con los exámenes ^^

Un abrazo Isra!

IJPX dijo...

Pues ya ves, yo ni me había molestado en comprobar que seguía existiendo. No le había ido a hacer fotos por que del interior no se veia nada, entonces pues como había encontrado las fotos de Jiménez Ramón que por cierto son muy curiosas por que es que se mantenía todo original incluso el cuarto de baño, pues no me supuse que se había demolido y más siendo de Lupiáñez Gely y sabiendo la cantidad de villas de este tipo que hay en la ciudad que con una mano las cuento. Y de esta calidad con un par de dedos. Me ha avisado de ello una persona muy interesada en la arquitectura de este barrio comunicándome que ya no existe que el año pasado la demolieron y efectivamente así es. El problema es un problema de Planteamiento urbano, en estos barrios la densidad de la edificación ha crecido, por lo que sumamente rentable quedarse con el solar y destruir lo hay en él. Te mando un correo para quedar a ver si te viene bien. Últimamente no escribo tanto primero por la gripe que tuve que me dejo debilucho perdio y claro por los exámenes pero ya me voy reincorporando jaja. Un abrazo!

del porvenir dijo...

Esta vivienda, si no me equivoco, pertenecía a la familia Rey, los propietarios del colegio San Francisco de Paula.

IJPX dijo...

Efectivamente del Porvenir, y al menos en 2006 seguia siendo propiedad de la viuda de José Rey.

Edward dijo...

Primero quiero felicitarte por esta magnífica entrada sobre este singular vivienda. Siempre aprendo algo mas en esta página.

y segundo, estoy totalmente ccde acuerdo contigo con respecto al asunto de las catalogaciones. Es indignante. Parece que al final solo sirve para que encarezcan el producto y sacar mas dinero.

La reflexión respecto de la densidad de estos barrios lleva toda la razón...todo está en manos del propietario.

Con un poco de retraso porque también he andado muy liado enhorabuena por dar a conocer esots tesoros.

Un abrazo

Tareas!! Urgentee!!! dijo...

Esto es en venezuela?? o en que paIs?

Ricardo dijo...

¡Hola!
¿Pobrían decirme cuál era el número de la villa o de esos pisos de lujo? Estoy haciendo un estudio sobre esta villa y necesito localizar la parcela donde se encontraría esta obra. Muchas Gracias por la información y las fotos, no hay prácticamente nada gráfico en lo que llevo visto de biblioteca.