martes, 17 de junio de 2008

Casa para Antonio López


Restaurada recientemente, la Casa para Antonio López constituye una de las principales obras modernistas de la ciudad. Construida en 1907, una de las primeras obras de José Espiau y Muñoz, que en esta obra hace de autentico "arquitecto de arte". Un estilo desligado del modernismo catalán de formas ondulantes y neogóticas, Espiau toma como propio el estilo secesionista vienes de finales del XIX. Esta casa de la calle Orfila, fue en un principio sumamente ambiciosa con seis plantas y dos patios, sin embargo solo se construyo poco más de la primera crujía, mostraba en sus planteamientos un buen uso de elementos tomados del Art Nouveau. El conjunto esta dividido en tres plantas, que van ganando en altura a la vez que se asciende, a su vez cada planta se divide en tres vanos, siendo el central mayor que los laterales, todo esto da sensación de movimiento al conjunto, alejándolo de la atonía y la sencillez de las casas románticas cercanas. El uso de un gran cierro de forja, ornamentación floral de corte modernista y el uso de elementos de orden arquitectónico clásico como las columnillas con capiteles de hojas de acanto que se transforman en pináculos ornamentados, completan la genial obra modernista de Espiau.

Detalles





Detalle de la Puerta Modernista, observese el juego del número 15, hoy es el número 11.




Arquitecto

José Espiau y Muñoz

Año de Finalización

1908

Año del Proyecto

1907

Estilo

Modernismo

Tipo

Edificio de Viviendas

Construcción

Sin lugar a dudas es una de las obras más importantes del modernismo sevillano, El edificio debe entenderse como un todo, no nos podemos olvidar de algunos detalles como su forja, la importancia de la forja nos recuerdan a las casas de Victor Horta.

Dirección

C/ Orfila